Una mudanza sin bajas

Es bien sabido por todos los que tenemos la suerte de viajar que si tienes que hacer una mudanza porque tu trabajo lo requiere o bien porque te gusta conocer mundo, que en todas las mudanzas hay alguna baja, un objeto o mueble que se rompe mientras es embalado o transportado al destino. Por esto y para evitarlo en la medida de lo posible he decidido realizar mi propia mudanza, no es que yo vaya a cargar con los muebles, pero si me voy a encargar de los embalajes y las cajas.

Con este fin en mente me he provisto de una gran cantidad de material para embalar desde cajas y precintos hasta papel de burbujas y papel film. Para mí es muy importante que no se estropee ni rompa nada, porque no es que lo que tengo sea de gran valor, pero cada pieza, cada cuadro o articulo de menaje tiene una historia, son recuerdos de familiares o piezas compradas en mis innumerables viajes a los largo y ancho del mundo, gracias mi profesión, soy fotógrafa, he podido recorrer gran parte del mundo inmortalizando momentos memorables para revistas y páginas web. Acabo de llegar de Somalia, y en un mes me marcho a Estados Unidos a pasar allí un año. Y como soy una romántica me llevo todo lo que puedo de casa, todos mis recuerdos, incluso las cosas que me traen alguna pena a la memoria se vienen conmigo porque forman parte de mi vida. No me llevo los muebles porque voy a un apartamento amueblado y no me caben. Todo se queda aquí por si en un tiempo puedo volver a casa.

Así que estoy en la labor de embalar todo de manera que no se rompa nada, la verdad es que con todo el material que he comprado creo que será bastante difícil, da gusto encontrar lo que buscas a un solo clic, así que aquí estoy montando cajas y llenándolas de figuritas indias y atrapa sueños de colores, también todas las fotos de mis viajes y las familiares están ya envueltas por duplicado para evitar que se golpeen unas contra otras y se dañen, aunque siempre se pueden reemplazar las cosas materiales, da mucha pena llegar a montar tu nueva vivienda y que algún objeto querido por ti este roto, porque es más fácil empezar de cero, rodeada de tus cosas.