Una nueva oportunidad

¿Te estás planteando dar de baja el coche porque ya no funciona? ¿Has pensado llevarlo a un desguace porque se averió el motor? Borra todas ideas de tu cabeza, tu coche tiene solución.
Lejos de la creencia popular de que cuando se toca el motor de un coche (y defino tocar como estropear o fallar) ya no se puede hacer nada por él. Todos sabemos que el motor de un coche es la parte más importante y esencial de un vehículo, vamos que es lo que le aporta la vida al vehículo, si este corazón falla, no hay que practicarle una eutanasia a nuestro coche, vamos a intentar hacer un trasplante antes de enterrarlo.

Hay sitios como http://www.motoresdesegundamano.es/ en el que puedes encontrar un motor para tu coche, así evitarás tener que comprar otro coche, que te pongas como te pongas te va costar más dinero que arreglar el que ya tienes. Y es que todo tiene su fecha, todo se estropea para eso existen las tiendas de repuestos y las reparaciones, para no tener que descartar nada, en este caso un coche, pero imagina que se rompe no sé, el sofá por poner un ejemplo, un sofá que ha costado realmente caro y que se rompe con el paso del tiempo, para no tener que deshacernos de él, así a la primera,  existen los rellenos y los tapiceros, ellos nos lo arreglaran por muy poco o por lo menos  por bastante menos que si tuviéramos que comprar uno nuevo.

Hay que dar segunda oportunidades a las cosas, sobre todo a las que más cuestan, por supuesto hay que hacer un uso adecuado de los objetos y artículos para que duren todo lo posible, si después de un buen trato se estropean, procuramos arreglar todo lo que se pueda solucionar, porque todo cuesta mucho dinero y no está la economía española como para ir renovando mobiliario o ir comprando coches por fallos que se pueden arreglar invirtiendo un poco de dinero y de tiempo.

Todo sea por ahorrar unos euros, que probablemente gastemos en otras cosas mucho más superficiales y en ocasiones más inútiles. Dar segundas oportunidades a las cosas está muy bien, siempre y cuando estemos seguros de que se va a aprovechar esa oportunidad, si tenemos dudas al respecto, lo mejor será desechar y adquirir otro nuevo, valga este consejo para cosas y para personas, las segundas oportunidades para lo que lo merezca.